AQUAFOTOX: Tratamiento de aguas residuales

imageEl proyecto Aquafotox evalúa nuevas estrategias para el tratamiento de aguas residuales complejas basadas en la combinación de membranas de nanofiltración y procesos de oxidación avanzada o PAOs (incluidos los fotoquímicos solares) y biotratamiento. En el proyecto colaboran investigadores del Grupo de Procesos de Oxidación Avanzada del campus de Alcoy de la UPV (AOP-UPV), el Instituto de Tecnología Química (ITQ) y la Plataforma Solar de Almería-CIEMAT (PSA-CIEMAT).

El estudio se centra en dos tipos de aguas residuales complejas, las procedentes del cocido del corcho y las que contienen lixiviados de vertedero (industrial y/o municipal).
Tal y como recalcan los investigadores, el 80% de los residuos peligrosos (“…cuyas propiedades son toxicidad, inflamabilidad, reactividad química, corrosividad, explosividad, reactividad, radioactividad o cualquier otra naturaleza que provoque daño a la salud humana y al medio ambiente”) derivan de la actividad industrial de países desarrollados. Ana Amat, investigadora de AOP-UPV, explica que los países subdesarrollados, pese a tener menor tamaño de vertidos, la mayoría de éstos (un 70%) se vierte al agua sin ningún tratamiento previo.
Los objetivos del proyecto son: Evaluar diferentes tratamientos de oxidación avanzada que sean más efectivos en combinación con depuración biológica, realizar ensayos de toxicidad y de biodegradabilidad de las técnicas de membranas, PAO y biotratamiento en aguas residuales industriales, estudiar la posibilidad de utilizar determinados compuestos presentes en los lixiviados de vertedero en los procesos de oxidación avanzada y, por último, evaluar los diferentes PAO en cuanto a su reactividad y sus mecanismos. “Desarrollamos exhaustivos estudios biológicos de toxicidad con biomarcadores para analizar su incidencia en algas, crustáceos, bacterias, gusanos de tierra y peces”- dice Ana Amat-. También añade que “cada muestra de agua sometida al proceso de detoxificación y, a partir de los resultados obtenidos, valoramos su idoneidad para mejorar la calidad de efluente tratado y, por tanto, reducir el impacto sobre estas y otras especies una vez se vierte” y además que “los biomarcadores permiten prever los efectos dañinos y el estado de salud como una señal potencial de alteraciones a largo plazo, como carcinogénesis, disminución de la capacidad reproductiva, etc.”
El Grupo de Procesos de Oxidación Avanzada del campus de Alcoy tiene 30 tratamientos diferentes de procesos de oxidación avanzada (15 con luz solar y otros 15 con ozono) en evaluación.

 

Lara LC

Anuncios