EL SNACK CARDIOSALUDABLE

imageLa Universitat Politècnica de València (UPV), junto con el Hospital Universitario Doctor Peset, el Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos (IATA) del CSIC y la Universitat de València, han llevado a cabo una investigación que ha tenido como resultado un nuevo snack de manzana impregnado con zumo de mandarina que consigue reducir riesgos cardiovasculares en niños obesos y mejorar su bienestar fisiológico. El snack ha sido desarrollado en el Instituto de Ingeniería de los Alimentos para el Desarrollo de la UPV. Entre sus propiedades destaca su alto potencial antioxidante y antiinflamatorio. Otra ventaja es que conserva todas sus propiedades hasta 2 meses después de su elaboración.

Para conocer los efectos de su ingesta, el snack fue probado en un estudio en el que participaron 48 niños de entre 9 y 15 años con obesidad, y que estaban siendo tratados en el Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Doctor Peset. Durante cuatro semanas los investigadores evaluaron la incorporación del aperitivo en la dieta infantil y comprobaron cómo mejoró la presión sanguínea sistólica y el perfil lipídico de los niños. Sus beneficios para la salud no terminan aquí ya que los niños aumentaron las defensas antioxidantes y disminuyeron diversos factores de riesgo cardiovascular. Los resultados han sido publicados en las revistas Innovative Food Science and Emerging Technologies y en International Journal of Food Sciences and Nutrition.

Tal y como indica la doctora Pilar Codoñer, jefa del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Doctor Peset y Profesora titular del Departamento de Pediatría de la Universitat de València, “no se trata de un producto que induzca una pérdida de peso en los niños, pero sí que contribuiría a mejorar su calidad de vida“. “La modificación del estrés oxidativo en el tejido adiposo (o tejido graso) puede ayudar en la prevención del riesgo cardiovascular asociado a la obesidad infantil y, a largo plazo, a evitar patologías como la arteriosclerosis (endurecimiento y estrechamiento de las arterias provocado por la acumulación de grasa, colesterol y otras sustancias)”, añade.

Durante el trabajo de desarrollo del snack, los investigadores utilizaron una tecnología de impregnación al vacío desarrollada desde la Universitat Politècnica de València, consiguiendo enriquecer rodajas de manzana con zumo de mandarina. Con esta técnica, que permite incorporar ingredientes adicionales a la estructura de alimentos porosos, se ha podido obtener un producto en el que 40 gramos proporcionan los componentes bioactivos de un vaso de zumo de mandarina fresco y dos manzanas.

Javier García Albaladejo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s