DETECCIÓN DESGASTE EN VÍAS FERROVIARIAS

VIAUna nueva investigación llevada a cabo por miembros de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y el Instituto Tecnológico del Óptica, Color e Imagen (Aido) ha dado como resultado el desarrollo de un nuevo sensor capaz de detectar y evaluar el desgaste de los distintos componentes de las vías ferroviarias para su posterior reparación mediante láser.

Para Ricardo Insa, investigador del Instituto de Transporte y Territorio de la UPV y responsable del proyecto, hasta ahora la evaluación de elementos de la vía como los cruzamientos de los desvíos, “depende fundamentalmente de la inspección visual de los operarios y técnicos de mantenimiento”.

Además señala que “este nuevo dispositivo permitiría contar con un sistema de monitorización continua, instalado sobre la vía, que sería capaz de enviar un mensaje de alerta si detectara un nivel de desgaste anómalo para garantizar así su correcto mantenimiento y seguridad de la vía. Este desgaste provoca problemas de ruido, vibraciones y, fundamentalmente, costes de mantenimiento, necesarios para que la situación no derive en problemas de seguridad”.

El desempeño principal de este dispositivo consiste en evaluar y monitorizar el estado de conservación de los cruzamientos de los desvíos de vías de ferrocarril y tranvía, que son los que mayores desgaste sufren tras el paso de cargas y, a la vez, tienen un coste mayor de reparación o sustitución en vía. Pero sus aplicaciones no se quedan ahí, puesto que podría aplicarse en otros elementos de la vía, y sería especialmente útil en el caso de las vías de metro, dado que son las más transitadas diariamente y las que tienen intervalos más cortos para la realización del mantenimiento.

El desarrollo de este sensor forma parte del proyecto CRUZACLAD, financiado por el programa INNPACTO del Ministerio de Economía y Competitividad. Este proyecto, desarrollado en colaboración con las empresas Vías y Construcciones e INGE, lo que pretende es desarrollar un sistema láser capaz de reparar en la misma vía los desgastes detectados por los sensores, mediante la técnica “láser cladding” que se usa en la reparación del desgaste de turbinas de avión.

La técnica mencionada consiste en recubrir la parte dañada con una capa de otro material en polvo de gran resistencia, que se funde con el láser y genera un nuevo recubrimiento que combate mejor la corrosión, el desgaste y los grandes esfuerzos producidos en determinadas zonas de los aparatos de vía. En la actualidad, se calcula que sólo en España existen un total de 180.000 cruzamientos susceptibles de ser reparados por medio de esta técnica de láser.

 

Javier Garcia Albaladejo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s